lunes, 22 de septiembre de 2014

otoño

 
no me canso de admirarte en tu espléndida belleza
cuando impúdica nos muestras. NATURA, tu desnudez,
cambiando verdes por ocres las hojas de tu ropaje
luciendo fresca y brillante tez de charol en tu piel
*
te reflejas en las aguas de un manantial cristalino
que, orgulloso, brota y crece pregonando tu llegada
mientras surca inquieta el cielo una nube atolondrada
que llora con desconsuelo sobre tu manto marino
*
dejas aroma de lluvia y tierra mojada a tu paso
y una hermosa luz de otoño ilumina tu camino
el pícaro viento juega levantando tus enaguas
mientras tú avanzas sin prisa hacia tu invierno destino