jueves, 28 de enero de 2010

a mi hijo




Mucho antes de nacer ya te quería ,
eres el fruto de un amor sin condiciones ,
cuando mi vientre te mecía con ternura
mi corazón te susurraba bendiciones ...
*
contigo entró de nuevo luz en nuestras vidas
tras ese oscuro túnel que deja la muerte
y tengo la certeza, día a día ,
que desde el cielo él nos mira complaciente
sabiendo que en tus manos ha dejado
el bálsamo que cura mis heridas
y que yo necesitaré mil vidas
para darte, con mi amor, su gran legado



te quiero, hijo





3 comentarios:

isabel maria dijo...

Niña, adelante......que tu vales mucho, eres valiente, yo nunca consegui a pesar de la insistencia de nuestra amiga en comun, a hace ningun bloc ni nada de nada.......... me gusta, a ver si un dia se ponerte algo aqui......me gustaria...besitos niña

andu dijo...

isa...graciñas cielo...te cojo la palabra...esperaré leer algo tuyo aki...sé q si kieres puedes...si yo lo hice tú no eres menos...ánimo...bikiñossssssss

Anónimo dijo...

Precioso, Andu. Con una sola vida te bastas para dar todo un universo de amor. Imagino lo que serías capaz de dar en mil. Besos, Ivan. Un abrazo, Jorge