miércoles, 31 de marzo de 2010

canto de sirena


navegaba un marinero
con su barca y su amargura
arrastrando su tristeza
por la soledad del mar,
pues la mujer que había amado
ya no estaba en su camino,
porque un golpe de la vida
se la llevó de su lado...
y mecido por las olas
le sorprendió una tormenta,
y sin darse apenas cuenta
se encontró con su destino
*
y una ola de ternura
llegada desde el abismo
inundó su corazón
torturado por la pena,
cuando la voz de su amada
entonaba una canción,
invitándole a seguirla,
como un canto de sirena...
y al estrecharla en sus brazos
les embriagó la alegría,
por volver a unir ,de nuevo,
lo que separó la vida

1 comentario:

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.