lunes, 8 de febrero de 2010

déjame...





déjame refugiarme en tus brazos,
sentir crecer la ola de tu deseo,
mecerme en tí como una brizna de hierba
en la cálida brisa de tu amor
*
déjame fundirme en tu abrazo,
que las yemas de tus dedos recorran mi piel
con la ligereza de una pluma al viento,
dibujando sobre mí senderos de miel
*
déjame sellar con mis labios tu boca,
regalarte el aliento que calma tu sed,
que transforma el deseo en esa pasión loca,
para amarnos sin tregua hasta el amanecer
*
déjame decirte que por tí me muero,
que te necesito para subsistir,
que sin tus caricias no me llega el aire,
que, estando a tu lado, me siento feliz.

4 comentarios:

Cesar dijo...

Cómo diría un don Juan..¿dejarte¿
Te lo ordeno!

Anónimo dijo...

Holaaaaaaaaaa parruliñaa,pol dio como me inspira esta poesia,se alborotan las mariposas con ella.Preciosa como todas las que escribes.Sigue con ello que además de disfrutar tu,lo hacemos los demás.Muakssss

andu dijo...

saludos mirliño...lástima no quede ninguno blanco, cachiss

andu dijo...

parruliñoooo....graciñas...tú,q me lees con buenos ojos...muacksss