domingo, 14 de febrero de 2010

a la deriva



lloran las nubes porque te perdí,
eras el timón de la barca de mi vida,
ahora, enormes olas me golpean con fuerza,
porque, sin tu amor, voy sin rumbo, a la deriva...
*
veo en el mar el reflejo de tus ojos
cuando tu mirada me hablaba de amor,
y en el horizonte infinito y lejano
se pierde ya el eco del último adios
*
el sabor salado del viento que sopla
se funde con lágrimas que surcan mi rostro,
y un dolor muy grande atenaza mi alma,
rompiendo el latido de un corazón roto...
*
y lucho en silencio, buscando la arena
que frene mi angustia y ahogue mi pena,
remando con fuerza, sin darme un respiro,
dirijo mi barca rumbo hacia el olvido

No hay comentarios: