viernes, 12 de febrero de 2010

pedacitos de mi corazón




una lágrima espera furtiva,
oculta en las sombras de mi corazón,
y reta, orgullosa, a la mansedumbre
que dan la impotencia y la resignación
*
y pasan los días, los meses, los años...
y cierro los ojos para poder veros,
y os acerco a mí con el pensamiento,
porque me hacéis falta y os echo de menos
*
a duras penas contengo
la rebelión de esa lágrima,
la mantengo prisionera
entre el corazón y el alma,
pero , algunas veces, gana la batalla,
sembrando a su paso la desolación,
y lloro por todos y por cada uno
que, sin mi permiso, os lleváis al cielo
tantos pedacitos de mi corazón

1 comentario:

Cesar dijo...

Andu, no sé de que me hablas mujer...Hay algún malentendido, jamás fue mi intención ofender, se ve que no me conoces...mándame lo que te he dejado, te lo explico..